Reseña: Diez negritos - Agatha Christie


Diez negritos portada
Sinopsis:

Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Sr. Owen, propietario de una lujosa mansión a la par que perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen en el pasado.

Uno por uno, a partir de ese momento, son asesinados sin explicación ni motivo aparente. Sólo una vieja canción infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla.



Opinión:

Diez negritos es una de la novelas más importantes y famosas de Agatha Christie, un clásico del misterio que logra atrapar al lector con una historia en la que se verán envueltas diez personas de lo más dispares, invitadas a reunirse en una isla y alojarse en una mansión en la que serán asesinados uno a uno al ritmo de una antigua canción infantil. La trama ya por sí misma en un aliciente fuerte para los amantes del misterio, si bien es cierto que es una situación copiada hasta el cansancio en historias de misterio, no menos cierto es que fue la maestría de la autora la que impulsó el tópico de personas atrapadas en un recinto con un asesino.

Al transcurrir la historia el lector se encontrará diez personajes que pueden que confundan en un principio dada la cantidad, sin embargo, es de notar que se irá disminuyendo el grupo cada que vayan siendo asesinados, por lo que al avanzar se va aclarando las dudas sobre quién es quién.

Agatha Christie perfila bien a sus personajes y profundiza en sus pasados, ello con el fin de interactuar con el lector, pues como es costumbre en sus novelas, la autora invita a su público a ir haciendo conjeturas para dar con el asesino, es así que crea una atmósfera claustrofóbica en la cual los personajes se encuentran sin escapatoria de una isla en la que parecen estar condenados a morir sin remedio.

Diez negritos también trae consigo un asesino entre las sombras de gran inteligencia que parece estar un paso adelante de sus presas, cada vez que una sea cazada las sospechas sobre quién es en realidad el asesino recaerán en un nuevo personaje, lo que ayuda a la interactividad con la novela, sin embargo, el reto al lector es grande y lo llevará a callejones sin salida al tratar de deducir la identidad del villano.

La prosa de Agatha Christie es directa y parca, con la que logra crear una historia compleja pero que es fácil seguir sin que el lector se pierda en verborrea argumental, y qué además esté en completa atención para seguir las peripecias del asesino y de sus presas. 

El final no podía ser más genial para una obra maestra creada por la afamada escritora de misterio, dejando una novela indispensable para el lector de literatura detectivesca o novela negra, cargada de tensión donde los ojos de sospecha recaen en cada uno de los invitados a la isla.


Siete negritos cortaron leña;

Uno de ellos se cortó en dos mitades y entonces quedaron Seis.

Seis negritos jugaron con una colmena;

Una abeja picó a uno de ellos y entonces quedaron Cinco.

Cinco negritos hicieron la carrera de Leyes;

Uno se hizo magistrado y entonces quedaron Cuatro.

Cuatro negritos fueron al mar;

Un arenque rojo se tragó a uno y entonces quedaron Tres.

Tres negritos se pasearon por el zoo;

Un gran oso mató a uno de ellos y entonces quedaron Dos.

 Calificación: 4.5/5 

                                                                      


Agatha Christie fotoAgatha Christie

Agatha Christie nace en Torquay, 15 de septiembre de 1890 es considerada como una de las más grandes autoras de crimen y misterio de la literatura universal. Su prolífica obra todavía arrastra a una legión de seguidores, siendo una de las autoras más traducidas del mundo y cuyas novelas y relatos todavía son objeto de reediciones, representaciones y adaptaciones al cine.

Christie fue la creadora de grandes personajes dedicados al mundo del misterio, como la entrañable Señorita Marple o el detective belga Hércules Poirot. Hasta hoy, se calcula que se han vendido más de cuatro mil millones de copias de sus libros traducidos a más de 100 idiomas en todo el mundo. Además, su obra de teatro La ratonera permaneció en cartel durante 23 000 representaciones.

Nacida en una familia de clase media, Agatha Christie fue enfermera durante la I Guerra Mundial. Su primera novela se publicó en 1920 y mantuvo una gran actividad mandando relatos a periódicos y revistas.

Tras un primer divorcio, Christie se casó con el arqueólogo Max Mallowan, con quien realizó varias excavaciones en Oriente Medio que luego le servirían para ambientar alguna de sus más famosas historias, al igual que su trabajo en la farmacia de un hospital, que le ayudó para perfeccionar su conocimiento de los venenos.

La obra de Christie se extiende a lo largo de más de cincuenta años, con personajes como Miss Marple o Poirot, siendo clasificada como novela enigma. De entre sus novelas habría que destacar títulos como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Acroyd o Matar es fácil, entre otros muchos. Las adaptaciones al cine de su obra se cuentan por decenas.

Además de estas obras, Agatha Christie también se dedicó a la novela romántica bajo el seudónimo de Mary Westmacott.

Christie recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de su carrera, como el título de Dama del Imperio Británico o el primer Grand Master Award concedido por la Asociación de Escritores de Misterio.

Agatha Christie murió en Wallingford el 12 de enero de 1976.

Reseña: Asesinato en el Orient Express - Agatha Christie


Carátula Asesinato en el Orient Express
Sinopsis:
Estambul, pleno invierno. Poirot decide tomar el Orient Express que en esta época suele hacer su recorrido prácticamente vacío. Pero aquel día, el tren va lleno y sólo gracias a una buena amiga consigue una litera en el coche-cama. A la mañana siguiente se despierta, descubre que una tormenta de nieve ha obligado a detener el tren y que un americano, llamado Ratchet, ha sido apuñalado salvajemente. Aparentemente nadie ha entrado ni ha salido del coche-cama. El asesino, sin duda, es alguno de los ocupantes entre los que se encuentra una altiva princesa rusa y una institutriz inglesa.


Opinión:

Asesinato en el Orient Express es un clásico de la literatura de misterio y de la novela detectivesca, escrito por la archiconocida Agatha Christie «la reina del misterio». La historia trae como protagonista a Hércules Poirot detective recurrente en muchas de las novelas de la escritora, y esta vez se encargará de desvelar los misteriosos acontecimientos ocurridos en el tren Orient Express, dando así vida a una de las novelas más famosas de la autora.

Agatha Christie crea una situación de lo más natural, un viaje de Poirot en el Orient Express; un tren de transporte de larga distancia, en donde se encontrará con pasajeros de lo más variopinto que al igual que el detective deben viajar en pleno invierno europeo. Sin embargo, el viaje se torna macabro cuando después de que las vías férreas fueran taponadas por la nieve y el Orient Express se viera en la obligación de parar y esperar a que el clima mejorara, un misterioso hombre de aspecto sospechoso llamado Ratchet aparece muerto en su compartimento a causa de varias puñaladas.

La autora presenta a su protagonista Poirot como el sabueso amante de los misterios que es. Un hombre elegante de buenas maneras que en realidad son su máscara para cubrir a un hombre sagaz y observador al que es muy difícil engañar, además de que es interesante ver a Poirot como un detective más observador de la condición y naturaleza humana que un analista de evidencia física, fascinado por los acontecimientos y el reto que le propone el descubrir al asesino entre trece personas que cargan, cada una, con sus propios secretos

Aunque al principio parezca que los personajes son planos, a medida que avanza la historia se irán volviendo más profundos, típico en la novela detectivesca que va escarbando en cada personaje para desmontar sus secretos y mostrarlos al lector, Agatha Christie  juega con una variedad de personajes que pondrán obstáculos al elegante detective, pero que no harán más que darle armas para desentrañar los misterios que envuelven el asesinato de Ratchet y los motivos del asesino.

La trama es compleja y rebosante de misterios, pero para nada difícil de comprender, presentando a los personajes uno a uno haciendo que se puedan reconocer con sus características, por lo que si en un principio parece que el lector se perderá en la trama, eso no ocurrirá. 

Asesinato en el Orient Express es una novela que se deja leer, que además no es para nada predecible, un gran logro para una novela detectivesca que lo que busca es mantener el misterio hasta que al final, con un protagonista de lo más carismático, elegante, decente y de buenas formas, refinado y pulcro, aunque arrogante, pero sobretodo se encontrará en Poirot un excelente personaje con gran suspicacia y una mente prodigiosa capaz de desentrañar los más difíciles misterios.


 Calificación: 3.7/5 

                                                                                                                       
                                                                         


Agatha Christie biografíaAgatha Christie

Agatha Christie nace en Torquay, 15 de septiembre de 1890 es considerada como una de las más grandes autoras de crimen y misterio de la literatura universal. Su prolífica obra todavía arrastra a una legión de seguidores, siendo una de las autoras más traducidas del mundo y cuyas novelas y relatos todavía son objeto de reediciones, representaciones y adaptaciones al cine.

Christie fue la creadora de grandes personajes dedicados al mundo del misterio, como la entrañable Señorita Marple o el detective belga Hércules Poirot. Hasta hoy, se calcula que se han vendido más de cuatro mil millones de copias de sus libros traducidos a más de 100 idiomas en todo el mundo. Además, su obra de teatro La ratonera permaneció en cartel durante 23 000 representaciones.
Nacida en una familia de clase media, Agatha Christie fue enfermera durante la I Guerra Mundial. Su primera novela se publicó en 1920 y mantuvo una gran actividad mandando relatos a periódicos y revistas.
Tras un primer divorcio, Christie se casó con el arqueólogo Max Mallowan, con quien realizó varias excavaciones en Oriente Medio que luego le servirían para ambientar alguna de sus más famosas historias, al igual que su trabajo en la farmacia de un hospital, que le ayudó para perfeccionar su conocimiento de los venenos.
La obra de Christie se extiende a lo largo de más de cincuenta años, con personajes como Miss Marple o Poirot, siendo clasificada como novela enigma. De entre sus novelas habría que destacar títulos como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Acroyd o Matar es fácil, entre otros muchos. Las adaptaciones al cine de su obra se cuentan por decenas.
Además de estas obras, Agatha Christie también se dedicó a la novela romántica bajo el seudónimo de Mary Westmacott.
Christie recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de su carrera, como el título de Dama del Imperio Británico o el primer Grand Master Award concedido por la Asociación de Escritores de Misterio.
Agatha Christie murió en Wallingford el 12 de enero de 1976.

Reseña: Deja en paz al diablo - John Verdon


Deja en paz al diablo Carátula
Sinopsis:


Nada es nunca lo que parece. Y menos si David Gurney está involucrado. Han pasado seis meses. David Gurney apenas ha conseguido reincorporarse a una cierta normalidad después de haberse encontrado al borde de la muerte tras resolver el caso más peligroso al que se había enfrentado. Madeleine, su esposa, está preocupada; Gurney ha sido diagnosticado con síndrome de estrés post traumático y nada parece alegrarle. Días después el ex detective recibe una llamada. Connie Clarke, la periodista que creó la leyenda de superpoli y lo catapultó a la fama quiere pedirle ayuda. Su hija Kim está realizando un documental sobre las familias de las víctimas de un asesino en serie al que nunca atraparon, el Buen Pastor, y Connie quisiera que Gurney supervisara sus investigaciones y la guiara. En parte por aburrimiento y en parte por hacerle un favor a Connie, Gurney acepta. Sin embargo, esto no será más que el principio. Incapaz de ponerle coto a su curiosidad y a su necesidad de resolver cada una de las incógnitas que se le presentan, David Gurney se verá arrastrado a una investigación para descubrir la verdadera identidad del asesino. Un asesino que es tan imprevisible como peligroso, un diablo al que convendría dejar en paz.






Opinión:

«Deja en paz al diablo» es la tercera aventura en la que se verá envuelto Dave Gurney luego de sobrevivir por poco a su caso anterior. Esta vez tendrá que desentrañar los asesinatos en serie cometidos diez años atrás por una oscura persona a la que se le llamó el «Buen Pastor» y a quien la policía no pudo atrapar. 

Dave Gurney es contactado por la periodista Connie Clarke, quien lo lanzaría a la fama al llamarlo «superpoli» en unos de sus artículos, su petición es la de supervisar a su hija Kim en un proyecto audiovisual que incluiría a los familiares de las victimas del «Buen Pastor», desde ese momento la historia comienza a tornarse oscura haciendo que tanto Kim como Gurney sea acechados por lo que parece ser alguien que no quiere que se reviva el caso del «Buen Pastor». 

John Verdon oscurece la historia de tal forma que presenta al mal como un ente etéreo que vive al acecho entre las sombras y es capaz de atacar en cualquier momento, logrando así que el lector pueda sentir el peligro que se cierne sobre el detective Gurney, Kim y cualquiera que se inmiscuya en el caso inconcluso del «Buen Pastor», tal vez sea el logro más grande de la novela el crear un villano que no sólo está tratando de ocultarse sino que también ataca sin compasión mientras teje una telaraña en la que atrapa a Dave Gurney poco a poco, un villano a la altura del héroe que hace muestra de su inteligencia y de la facilidad con que manipula al sistema policial para no pagar por sus crímenes.

El caso no sólo se convierte en un problema para los agentes del FBI que no lograron capturar al culpable por su incompetencia, sino que presenta una complejidad tal que pareciera que Dave Gurney está siendo superado, mostrando a un detective frágil en su interior que aparenta ser rudo pero que se ve afectado por los problemas que dejó en su cuerpo el caso anterior cuando estuvo a punto de morir, lo que hace interesante la historia y profundiza en la psiquis del detective que cree estar perdiendo sus habilidades por culpa del estrés postraumático aunado al hecho de que el asesino parece ser muy inteligente, un caso que lo supera en principio dada las pistas falsas y la presencia hostil del FBI.

Tal vez en lo único que flaquea la historia es en la solución del misterio y la identificación del asesino, esto a raíz de la estrategia establecida por Dave Gurney que al no lograr deducir quién es el «Buen Pastor» decide atraparlo por medio de una trampa, y es que cuando un detective no logra encajar las piezas para dar con el culpable y recurre a trucos, deja un especie de mal sabor sobre todo cuando al lector se le cohíbe de jugar con los hechos y pistas para lograr dar con el villano. Sin embargo, es rescatable que la solución sea tal como se muestra porque puede acentuar la inteligencia del «Buen Pastor» y las debilidades que atormentan la mente del detective Gurney, tal apreciación queda al concepto de cada lector, pero lo que sí es cierto es que John Verdon trae de nuevo a su detective en una novela que atrapa y que hará pasar un buen momento al amante de la novela detectivesca

 Calificación: 4/5 

                                                                     
                                                                   


John Verdon Deja en paz al diablo

Jonh Verdon

Autor estadounidense nacido en el año 1942 que trabajó como ejecutivo de publicidad en Manhattan. Escritor tardío con una concepción literaria próxima aThomas Harris, Harlan Coben o Michael Connelly, logró con su primera novela, la intriga policiaca “Sé Lo Que Estás Pensando” (2010), un notable recibimiento comercial. El libro, convertido en best-seller internacional, presentaba al personaje Dave Gurney, un policía retirado de Nueva York que también fue eje central de sus novelas “No Abras Los Ojos” (2011) y "Deja En Paz Al Diablo" (2012). Su último trabajo publicado en español es "No Confíes En Peter Pan" (2013).

Reseña: Steelheart - Brandon Sanderson

Steelheart carátulaSinopsis:

Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova. De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos. El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.




Opinión:

Hay muchos momentos durante la vida en que cada persona ha deseado tener poderes extraordinarios, habilidades que sobrepasen las humanas y que permitan realizar proezas increíbles, un sueño que siempre ha estado en la mente de cada ser humano, de allí los dioses y sus poderes, luego los héroes de la epopeyas y en la actualidad los super humanos de la cultura pop, superhéroes en comics y películas, personajes poderosos en el manga y anime, un sin fin de iconos populares que reflejan nuestros deseos profundos de ser más que humanos simples y débiles.

Brandon Sanderson trae una propuesta interesante basada en super hombres que recuerdan a los X-Men, con una diferencia muy marcada, y es que las personas con poderes son malvadas, villanos dictadores que aprovechan sus habilidades para esclavizar a los humanos comunes y corrientes, además de algunos super hombres que pudieran ser menos poderosos. Aunque la premisa trae a colación una aventura en donde los villanos son los clásicos superhéroes de toda la vida, y que a priori pudiera parecer innovadora entre tanto personaje poderoso aliado de la esperanza y la justicia, no deja de ser una idea avejentada en el fondo, que trae a colación nuevamente el tema de divisiones sociales con opresores y oprimidos. Por un lado tenemos a los villanos, llamados «Épicos», personajes con una variedad de poderes como leer la mente, manejar las placas terrestres o dar poderes a humanos normales, por otro lado se encuentran las personas comunes que no tienen ningún poder y que se ven sometidos a los designios de los «Épicos», viviendo en la miseria y ocultándose lo mejor posible de los poderosos.

Ahora bien, la premisa sigue sonando a una distopía adolescente de las tantas que han poblado la la literatura juvenil actual, sin embargo, gratamente no lo es por lo menos en lo estructural, sí, es cierto que hay un gobierno tiránico que hace lo que le viene en gana, oprimidos que no parecen encontrar una salida a su situación y un grupo de héroes con la esperanza de cambiar las cosas, sí, hay todo eso; pero es de agradecer que no tenemos un protagonista que de la nada y con su propia fuerza de voluntad acabará con un gobierno infame mientras se encuentra en un drama de amoríos adolescentes, ni tampoco con simplonas ideas revolucionarias que enardecen el corazón juvenil en pro de la destrucción del sistema político.

Brandon Sanderson construye un trama fácil de hilar sin complicaciones pero muy entretenida. En un mundo donde ocurre un evento al que se le llamó Calamity de magnitudes mundiales que da poderes al azar a algunas personas por razones desconocidas y que nunca serán explicadas a lo largo de la historia,  David es el protagonista, un joven que lleva en sus recuerdos la pista clave para destruir al mayor de los Épicos, gobernante de Chicago Nova, Steelheart, un ser comparable con el Superman de los comics de DC, y mucho más parecido al villano dictador Superman de los videojuegos y comics «Injustice», sí, no es que sea una trama muy original después de todo, pero tendrá al lector interesado en la debilidad de Steelheart durante toda la novela, y es que Sanderson ha logrado crear esa pequeña incógnita que crece cada vez que se avanza en la historia, al principio parece que la debilidad del todo poderoso gobernante de Chicago Nova es predecible y que el lector ya se da por enterado al deducirlo, pero nada más alejado de la realidad, y es que el autor se da mañas para sorprender al final con la tan cacareada debilidad. 

David termina uniéndose a un grupo de rebeldes que asesinan Épicos llamados Reckoners, y aquí es donde la trama se vuelve interesante, y es que el protagonista no es el típico idealista que busca liberar a la sociedad del yugo del dictador, sino más bien un personaje movido por la venganza, cada paso que da en la confrontación contra Steelheart es empujado únicamente por las ganas de asesinar al dictador; también los Reckoners no son un grupo de imbéciles que se mueven por ideologías sino por la sola idea de matar la mayor cantidad de Épicos posible, saboteando el sistema. Es cierto que los personajes de la célula rebelde son estereotipados y llenos de clichés, el profesor sabio, la chica sexy interés sexual del protagonista o el musculoso conocedor de armas pero sensible en el interior; pero no menos es cierto que funcionan bien en la historia. Brandon Sanderson plasma la historia con una narrativa ligera que le da eficiencia a la novela, rápida y sin muchos tropiezos, con explicaciones sutiles de aquel mundo distópico que le van dando forma al contexto sin que se vea forzado, además que usa giros argumentales interesantes que aunque para el lector perspicaz serán predecibles, no dejan de darle un toque entretenido a la narración.


 Calificación: 3.5/5 


                                                                     
Biografía
Brandon Sanderson


Escritor americano, Brandon Sanderson es conocido por sus novelas dedicadas a la literatura fantástica, género en el que ha logrado convertirse en uno de los autores de mayor éxito en las primeras décadas del siglo XXI.



Sanderson estudió Escritura Creativa en la Universidad Brigham Young, perteneciente a la Iglesia Mormona, graduándose en 2005, el mismo año en el que publicó su primera novela, Elantris. Poco después llegaría El imperio final, primera parte de su trilogía más conocida, Hijos de la niebla, con la que ha logrado un gran éxito internacional.

En 2007, Sanderson fue elegido para continuar y dar final a la monumental obra de Robert Jordan, La rueda del tiempo, una de las series de fantasía de mayor éxito, y que quedó inconclusa tras la muerte del autor.

Sanderson también ha trabajado con el mundo de la industria de los videojuegos, escribiendo la serie de la Espada Infinita, basada en la historia y el concepto de un juego de rol del mismo nombre.

A lo largo de su carrera, Sanderson ha recibido numerosos galardones, como el John W. Campbell, el UPC, el Whitney, el Hugo o el World Fantasy Award.


Reseña: Revival - Stephen King

Sinopsis:

Octubre de 1962. En una pequeña localidad de Nueva Inglaterra la sombra de un hombre se cierne sobre un niño que juega ensimismado con sus soldaditos. Cuando Jamie Morton levanta la vista, ve una figura imponente. Se trata de Charles Jacobs, el nuevo pastor, con quien pronto establecerá un estrecho vínculo basado en su fascinación por los experimentos con electricidad.


Varias décadas más tarde, Jamie ha caído en las drogas y lleva una vida nómada tocando la guitarra para diferentes bandas por bares de todo el país. Entonces vuelve a cruzarse con Jacobs -dedicado ahora al espectáculo y a crear deslumbrantes «retratos de luz»-, y este encuentro tendrá importantes consecuencias para ambos. Su vínculo se convertirá en un pacto más allá incluso del ideado por el Diablo, y Jamie descubrirá que «renacer» puede tener más de un significado.


Opinión:

El gran escritor Stephen King, conocido como el maestro del terror, vuelve al ataque con "Revival" una novela que solo un seguidor acérrimo podría consumir, y es que aunque las críticas sobre la novela fueron en general buenas, asegurando que King retornaba con su siniestra y oscura pluma, no existe nada más alejado de la realidad, pues "Revival" no trae consigo ningún resquicio que deje entrever al antiguo maestro del terror que en fuera en su época Stephen King.

"Revival" narra la historia de Jamie Morton quien siendo niño conoce al pastor Charles Jacobs, un hombre pulcro y religioso, con una afición un poco torcida por la electricidad, con dotes de genio experimental y visos de científico loco. Durante el transcurso de la novela veremos a los protagonistas reunirse una y otra vez en distintas etapas de sus vidas, casi que atraidos por la fuerza del destino. Por un lado Jamie Morton crece y se convierte en un adulto drogadicto apasionado de la música, un cliché en muchos personajes de Stephen King, ya sean drogadictos o alcohólicos desesperados y acechados por sus demonios. Por otro lado se encuentra Charles Jacobs, quien por una tragedia terrible decide abandonar su fe, olvidar a Dios y continuar su camino investigando sobre los poderes ocultos de la electricidad, lo que lleva nuevamente a un tema muy recurrido por el autor, la crítica a la religión, que sigue siendo vigente y que le da profundidad a este personaje.

Tal vez sea Jacobs el personaje más interesante, con su obsesión por los secretos curativos de la electricidad, nacida de un tragedia que le cambió su vida pudiendo ser el momento más importante en la novela pues es desde allí que se parte la historia de los protagonistas. Es interesante leer como Stephen King narra el dolor que se acumula en el reverendo Jacobs y como pierde su fe, sin embargo, puede que sea lo mejor de toda la historia y que de allí en adelante decaiga irreversiblemente en una acumulación de escenas que no resuelven nada en la trama y de personajes sin mayor importancia que vienen y van sin dejar rastro.

Para el lector asiduo de King le es familiar la densidad que puede contener sus novelas, sobretodo en la forma magnífica en que crea a sus personajes y los dota de tridimensionalidad, pero como es común en sus escritos, la lectura no se ve afectada pudiéndose seguir fluidamente.

Es rescatable la lucha entre ciencia y religión, la batalla del hombre con Dios y la eventual perdida de fe. Jacobs llevará ese estandarte convirtiéndose en un pastor que usa la creencia en Dios para conseguir el dinero que le costee sus experimentos con la electricidad, mientras en su fuero interno se burla de sus seguidores convertidos en conejillos de indias. Jacobs se convertirá en un fiel seguidor de aquella frase que reza "el fin justifica los medios", su única meta es llevar a cabo un gran experimento que sería la culminación de sus investigaciones, no importando si tiene que manipular, engañar o lastimar en el camino, sí, un verdadero cliché de la literatura.

Al final la novela se acelera en un clímax un tanto extraño y lovecraftiano que escapa al entendimiento humano, que aunque es interesante, deja mucho que desear. Es así que Stephen King ha creado una novela intrascendente en su obra, pero que para un seguidor de su trabajo puede ser interesante, mientras los neófitos bien pueden pasarla por alto, pues no es una de sus mejores creaciones.



 Calificación: 2.5/5 


                                                                     
Stephen KingStephen King

(Portland, EEUU, 1947) Escritor estadounidense. Se ganó el favor de la crítica con su primera novela,Carrie (1974), a la que seguirían El resplandor (1977), que le valió un gran prestigio internacional, It (Eso, 1986), Misery (1987) e Insomnio (1994), por mencionar sólo algunos de sus mayores éxitos. Su estilo efectivo y directo, unido a su gran capacidad para destacar los aspectos más inquietantes de la cotidianidad, le han convertido en el especialista de literatura de terror (aunque ha realizado también incursiones en el género fantástico y de ciencia ficción) más vendido de la historia. Autor a su vez de relatos y guiones para la televisión, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine.


Reseña: Cóndores no entierran todos los días - Gustavo Álvarez Gardeazábal


Portada Cóndores no entierran todos los días
Sinopsis:

Tuluá jamas ha podido darse cuenta de cuando comenzó todo, y aunque ha tenido durante años la extraña sensación de que su martirio iba a terminar el 9 de abril de 1949, el dolor, la muerte y la desidia, vendrían nuevamente en la forma menos esperada. El hombre más piadoso y religioso de Tuluá se convertiría en "El Cóndor", el verdugo del pueblo.



Opinión:

"Cóndores no entierran todos los días" es una pequeña novela del autor colombiano Gustavo Álvarez Gardeazábal, historia que refleja el periodo de la guerra bipartidista entre seguidores de los partidos Liberal y Conservador, dicho periodo es también conocido como "La violencia", situado entre los años 1946 y 1966 aproximadamente.

La guerra bipartidista colombiana marca un hito histórico cargado de violencia y fanatismo político que arranca con fuerza luego del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, el candidato a la presidencia y representante de los liberales, el 9 de abril de 1948, suceso al que se le conocería como el Bogotazo, haciendo que los liberales se alzaran enardecidos por la muerte de su líder y que desencadenaría en los pueblos colombianos asesinatos y desapariciones de personas vinculadas con uno u otro partido político.

El anterior contexto es donde se desarrolla la historia creada por Gustavo Álvarez Gardeazábal, que da comienzo en Tuluá un pueblo colombiano ubicado en el departamento de El Valle del Cauca, donde la gente vive de manera tranquila y cree que la violencia se ha marchado para siempre, sin embargo, la sombra de la muerte se cierne casi imperceptiblemente en el pueblo. La pacífica Tuluá que solamente ha oído de muertos en las poblaciones rurales y circundantes es ajena a la realidad que comienza a atraparla de a poco.

El famoso Cóndor, aun no ha surgido, por el contrario el autor empieza a mostrarlo en sus inicios de hombre pacífico que ha crecido en las calles del pueblo y que es conocido como hombre piadoso y religioso, un ejemplo de vida. Es así como León María será conocido, un pueblerino sin mácula que nunca falló un domingo a misa a menos que fuera por fuerza mayor, perteneciente al partido Conservador colombiano se convierte en un acérrimo defensor de las tradiciones religiosas, aunque no rigurosamente, pues también es cierto que tiene hijos fuera del matrimonio pero que jamás abandona, tanto que los acoge en su matrimonio con una mujer diferente. León María es el personaje central de la historia y el más tridimensional, por no decir que el único, dado que los demás solo sirven de ayuda para contextualizar su proceder, el autor se encarga de darnos una buena idea de quien es este hombre, alguien enfermizo que padece de un asma crónica que fue pronosticada como la causante de su futura muerte, sin embargo, esto no fue impedimento para que paulatinamente fuera escalando en el poder del partido Conservador y convertirse en "el Cóndor" el terror de Tuluá. 

Cuando su poder era incuestionable comenzó la matanza y el exterminio de todo aquel que se llamara a sí mismo liberal, o que se le considerara como tal, para imponer su terror utilizaba la noche para movilizar autos azules sin placas, donde iban sus matones, dejando un rastro de cadáveres que eran encontrados en el pueblo al amanecer. Su frío proceder era contrastante con su vida pública, hombre trabajador y responsable, excelente padre y esposo temeroso de Dios, una dualidad presente en la Colombia de aquella época, que sufre una guerra civil a la que se hace oídos sordos, pero que resonaba con cada cadáver que aparecía en un andén mientras el temor impedía que la sensatez volviera a regir.

Es así que Gardeazábal refleja en aquel pueblo la realidad colombiana de la guerra bipartidista, mientras el honorable político León María tenía una faz de persona ejemplar y católica, su proceder siniestro para con sus enemigos políticos era monstruoso, lo mismo ocurría en el resto del país sin que nadie se pronunciara realmente al respecto, y es que en un régimen en que ni los periodistas pueden hablar acerca de la verdad por temor a la muerte, nadie en realidad se entera de la atrocidad que ocurre a su alrededor.

Aunque "Cóndores no entierran todos los días" tiene gran maestría en contar una historia que evidencia una época oscura en Colombia (una de tantas), no menos cierto es que es muy parca en la descripción de los escenarios, muchos personajes son intrascendentes y olvidables, pero la historia no se ve afectada y en pocas páginas resume un fragmento histórico que ha a afectado profundamente a Colombia aún en la actualidad. Lo que también logra la narración es mostrarnos a cuentagotas la vida cotidiana de un pueblo, las matronas enteradas de todo cuanto pasa, la cultura ultrareligiosa católica y el olvido del país.

Muy rescatable es el hecho que el autor muestre la responsabilidad que tuvo el poder político y religioso en aquellas masacres, cómo se trabajó en las sombras para diezmar los integrantes de partidos políticos, porque si bien es cierto que la obra trata de las matanzas hechas por conservadores hacía liberales, no menos es cierto que otras partes del país también ocurría lo mismo pero los ríos de sangre eran creados por liberales, la idea entonces de "Cóndores no entierran todos los días" es mostrar como el fanatismo político puede enemistar a hermanos, vecinos y amigos, de como el mal se cierne y trabaja a través del odio hacía las diferentes formas de pensamiento. Gustavo Álvarez Gardeazábal logra así con su pequeña novela rescatar la memoria de un país que olvida fácilmente y recae en odios sobreapasionados que terminan por manchar de sangre sus calles y selvas, que al final los únicos que sufren siempre son los inocentes.



 Calificación: 4.3/5 

                                                                 


Gustavo Gardeazábal, escritor colombiano
Gustavo Álvarez Gardeazábal



(Tuluá, Valle del Cauca, 1945) Narrador y ensayista colombiano. Vivió su infancia en un hogar católico y rígido, si bien su madre era de ideas liberales. Ideológicamente se adscribió en su juventud conservadurismo del aspirante a la presidencia Belisario Betancur, en cuya campaña electoral tomó parte activa mientras concluía sus estudios en la Universidad del Valle, donde se licenció en Letras con una tesis sobre La novelística de la violencia en Colombia (1970). Posteriormente iría acercándose a partidos de signo liberal. Profesor durante años en la Universidad del Valle, por su trayectoria literaria fue becario de la Fundación Guggenheim en 1984 y ha sido dos veces gobernador del Valle del Cauca por elección popular.
Su obra se caracteriza por su gran fuerza descriptiva y su estilo directo y carente de casticismo retórico. Sus palabras desnudas y escuetas muestran la realidad de las cosas y los vicios que corrompen a la sociedad colombiana, rasgo que lo ha convertido en uno de los autores preferidos del público.
El universo de su narrativa se centra en su tierra natal, con ramificaciones al Valle del Cauca, y sus temas recurrentes son la extensión de la violencia indiscriminada, la superchería milagrera en que se sustenta el conservadurismo religioso hispanoamericano, el poder omnímodo de los grandes terratenientes, las nuevas bolsas de riqueza generadas por la expansión del narcotráfico, la corrupción generada por el sistema caciquil de los gamonales y las crisis ideológicas de los sectores progresistas.
Ha sido premiado en España por sus cuentos "Ana María Torrentes", "Donaldo Arrieta" y "El día que volvió León María", así como en Cuba por el libro Cuentos del parque Boyacá (1978, premio Casa de las Américas). De sus nueve novelas, cuatro han sido galardonadas: Cóndores no entierran todos los días (1976), premio Macanor de España en 1974, quizá su obra más importante; La boba y el buda(1972), premio Ciudad de Salamanca 1970; Dabeiba (1972), segundo premio Nadal en 1972, y Los míos (1982), segundo premio Plaza y Janés 1981. En 1977 publicó El titiritero.