Reseña: Cuernos - Joe Hill


Cuernos - Joe Hill
Sinopsis:

La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo…



Opinión:


Joe Hill hijo de Stephen King y heredero de su talento como escritor, presenta «Cuernos», una novela de misterio en la que un joven llamado Ig Perrish despierta una mañana, después de haberse emborrachado la noche anterior, con unos extraños cuernos.

Las protuberancias en su frente no sólo parecen ser una deformación sino que también le otorgan el poder de hacer que las personas le cuenten sus secretos, sin importar cuales sean; además que parecieran padecer de una extraña sinceridad compulsiva que les hace decir todo lo que piensan. Luego de la aterradora primera impresión del fenómeno paranormal que sufre, el protagonista decide utilizar sus nuevas habilidades para encontrar al asesino de su antigua novia, asesinato del cual fue injustamente culpado, hecho que hace que todos sus conocidos lo desprecien y no duden el culparlo aunque esté libre por falta de pruebas.

Joe Hill trata de hilvanar una historia con ingredientes perfectos para crear una entretenida obra de ficción, sin embargo, al transcurrir la lectura es inevitable sentir que la historia pierde fuerza y que se va por caminos un tanto melodramáticos que no aportan mucho y que sí ayudan mucho al aburrimiento, claro que hay que abonarle que las caídas se compensan con momentos interesantes en que la resolución del misterio ánima a continuar con el relato, lo que convierte la novela en una obra llena de altibajos.

«Cuernos» debe agradecer que Joe Hill haya aprendido muy bien de su padre, aunque las comparaciones sean odiosas, ha logrado crear personajes tridimensionales pero no muy entrañables, aunque los flashback son un acierto a la hora de presentar como convergen las historias. Otro de los errores en que cae es dejar al descubierto al villano y asesino de la novia del protagonista muy tempranamente, lo que quita interés sobre quien pudiera ser el culpable, además de que el villano empieza siendo un personaje interesante que decae según avanza el relato, dejándolo muy por debajo de lo que se pudiera esperar.

Nuevamente Joe Hill aprende bien de su padre, incluso los errores, pues ambos pecan de crear finales insípidos y clímax muy deficientes, aunque Stephen King logra caer mejor parado; por algo es el «amo del terror». «Cuernos» es una novela con aspectos interesantes que pudieron ser mejor aprovechados, sin embargo, su carta más importante es el tratamiento que intenta darle a los aspectos del bien y del mal, que se quedan en las profundidades y que al final no surgen como merecerían.


 Calificación: 2.5/5 


                                                                      

Joe Hill - BiografíaJoe Hill

Escritor americano, Joe Hill es el nombre utilizado por Joseph Hillstrom King para firmar su obra literaria, un seudónimo escogido para evitar la comparación con su padre, el también autor Stephen King.

Hill es conocido por sus relatos, novelas y guiones dedicados al género del misterio y el terror, siendo ganador de premios como el Bram Stoker, el British Fantasy Award o el International Thriller Writers Award o el World Fantasy Award. Además, fue depositario de la beca Ray Bradbury de creación literaria.

Hill comenzó su carrera literaria bajo seudónimo, aunque hoy en día es conocida su verdadera identidad. A raíz del éxito de su primera antología, Fantasmas, decidió dedicarse por completo a la literatura, con títulos de gran éxito como NOS4A2 o Cuernos, película que fue llevada al cine en 2014.


Reseña: Martín Fierro - José Hernández


Sinopsis:
"El gaucho Martín Fierro" es el nombre de la primera parte del poema llamado Martín Fierro, de José Hernández. Fue publicado en 1872. 
La leyenda del gaucho Martín Fierro es una obra en verso en la que se refleja la cruda realidad a la que se veían enfrentados los hombres enviados a la frontera. Es la protesta expresada a través de la vida de un gaucho, quien se vio forzado a resignar su libertad e individualidad frente a los cambios sociales y materiales que invadieron su querida Pampa. 
Por su contenido gauchesco y el contexto histórico en el que se satura es considerada la principal obra de la literatura argentina. Podría haber sido escrita hoy por voceros de otros grupos de oprimidos en otras partes del mundo, y tal vez por esta razón, este poema tiene tal aceptación universal que ha sido traducido a diecinueve idiomas, haciéndolo disponible a más de la mitad de la humanidad.



Opinión:


Martín Fierro nos narra las historias de un gaucho que se ve llevado por las circunstancias a vagar sin rumbo en su pobreza, un hombre sin suerte avocado a las penurias de la Pampa.

Martín Fierro describe al gaucho histórico argentino, personas discriminadas y excluidas de la sociedad que los considera inferiores, de la misma manera en que trata a los nativos, como si fueran personas de segunda clase y que no merecieran más que miseria; la narración es una crítica a la sociedad indolente que crea personajes que deben ser excluidos pero que al mismo tiempo son usados para las labores que nadie quiere realizar, como si las personas tuvieran menos categoría que otras sólo por su trabajo y su pobreza.

Aunque la vida del gaucho es difícil y mucha veces humillante, también es importante resaltar un aspecto que gusta mucho, y es que el gaucho es libre de cualquier atadura social, anda por las pampas muerto de hambre pero siempre sin muchas preocupaciones más que la comida, va con su caballo inspirando leyendas y cargando miles de historias que sorprenden a cualquiera.

Martín Fierro tiene esa magia, de poder plasmar a un personaje que es un ser libre que no le responde a nadie más que a sí mismo, que lejos de ser un salvaje ignorante e inculto, es un hombre que se ha curtido con la pampa y ha descubierto las miserias de la humanidad, esa que crea sociedades para dividir a personas entre los indeseables y los que merecen todo el poder. 

Martín Fierro es una hermosa historia de vida que es fácil de leer y que transporta a la Argentina gaucha, viajando por la pampa sin preocupaciones, libre de la sociedad que margina. Si bien es cierto que es la historia mil veces contada del pueblo contra la injusticia social, también lo es que la historia logra exponer, nuevamente, las miserias de la humanidad desde la perspectiva de un vaquero suramericano con quien la vida se ensañó.



 Calificación: 4/5 


                                                                      

José Hernández
José Hernández

Nació el 10 de noviembre de 1834 en los caseríos de Perdriel, en la Chacra de su Tío Don Juan Martín de Pueyrredón, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Hijo de Rafael Hernández y de Isabel Pueyrredón. Su padre murió fulminado por un rayo.
Comenzó a leer y escribir a los cuatro años y asistió al colegio de don Pedro Sánchez. Educado en el Liceo de San Telmo, en 1846 fue llevado por su padre al sur de la provincia de Buenos Aires, donde se familiarizó con las faenas rurales y las costumbres del gaucho. Una enfermedad de la adolescencia le obligó a vivir en las pampas, donde entró en contacto con el estilo de vida de los gauchos.
Poeta, periodista, contador, taquígrafo, soldado, comerciante, estanciero y político. Autodidacta que gracias a sus numerosas lecturas definió sus ideas políticas. En marzo de 1857, poco después de fallecer su padre, se instaló en la ciudad de Paraná. De 1852 a 1872, defendió que las provincias no debían permanecer ligadas a las autoridades centrales, establecidas en Buenos Aires. José Hernández tomó parte en la última rebelión gaucha, la de López Jordán, que finalizó en 1871 con la derrota de los gauchos y su exilio. A su regreso en 1874, fundó el periódico Revista del Río de la Plata, en el que defendió posturas federalistas.


Reseña: Crátilo o de la propiedad de los nombres - Platón, edición de Patricio de Azcárate


Crátilo o de la propiedad de los nombres
Sinopsis:
Los nombres tienen una propiedad; es natural o de pura convención; si es natural, ¿en qué consiste? Tal es el problema que Platón se propone aclarar en este diálogo. En la primera parte, que es la más larga, prueba contra Hermógenes, que los nombres tienen un valor intrínseco, una significación independiente de la voluntad de los que los emplean; que representan la esencia de las cosas, y que la representan por sus elementos; los derivados por los primitivos, y éstos por las sílabas y las letras.

Opinión:


Platón presenta un diálogo entre Crátilo, Hermógenes y Socrates, sobre los nombres de las cosas y la importancia que tiene para dar sentido a la realidad por medio del lenguaje. En el diálogo se puede observar dos visiones diferentes del porqué de los nombres, por un lado, se encuentra la postura de Crátilo quien expone que el nombrar depende de la naturaleza de las cosas, donde existe una relación entre la cosa real y la palabra con la que se denomina, es decir que se le da un nombre que represente la realidad sin que haya una intervención de la cultura humana, la naturaleza se encarga de imprimir un nombre a las cosas.

Por otro lado, se encuentra la visión de Hermógenes, quien al contrario de Crátilo, expone que la naturaleza no es la que asigna los nombres, sino que es un acto solo del hombre a quien no le importa la exactitud de las palabras o el parecido que tengan con las cosas que nombran. Se puede ver a hombres de otras ciudades nombrando a una cosa con un nombre y a hombres de otras ciudades nombrando a esa misma cosa con otro nombre, lo que probaría que nombrar las cosas no es cosa de la naturaleza, sino que es el hombre quien lo hace para identificar la realidad que lo rodea, pero que en ningún caso busca que los nombres reflejen esa realidad.
Platón expone entonces dos visiones de lo que el lenguaje hace para significar las cosas, sin embargo, Crátilo es quien expone argumentos flojos que se caen con la exposición de las ideas de Hermógenes, es decir que, aunque Crátilo intenta explicar por qué es la naturaleza la encargada de designar el nombre de las cosas, no logra ser certero, y es que Hermógenes es más claro en sus argumentaciones, pues el lenguaje es distinto en las diferentes ciudades, donde los hombres se expresan de las cosas según las hayan nombrado en cada sitio, y sus nombres son tan variados que no reflejan la forma de la cosa ni nada de lo que representa en la realidad, es decir si por ejemplo se dice “árbol”, la palabra en sí misma no dice nada para quien no conoce a qué cosa está nombrando, eso porque no se parece en nada al objeto de la realidad, por lo cual la naturaleza no sería la encargada de dar nombres a las cosas por sus cualidades, sino que es el hombre desde sus propias necesidades el que denomina las cosas. También se pude notar que es el hombre quien se encarga de nombrar porque hay cosas que no son tangibles en la realidad, que son términos abstractos a los que no se les puede dar un nombre que los represente porque no existen en la realidad tangible o no pueden ser percibidos por los sentidos.
Es así que Platón ofrece un diálogo entre dos personajes que difieren en sus visiones sobre el lenguaje, en este caso sobre quién se encarga de nombrar las cosas, de esta forma el autor expone la importancia que tiene el nombre de las cosas para designar la realidad, pero que al establecer las diferencias entre Crátilo y Hermógenes se puede extraer que el lenguaje es propio del hombre como una herramienta para designar las cosas y tratar de dar significado sin que la naturaleza intervenga, es decir que los nombres no son más que el resultado de las necesidades comunicativas del ser humano.


 Calificación: 4/5 
                                                                      

Platón

Nacido el 427 a. C. en Atenas o Egina. Platón se llamaba en realidad Aristocles. Recibió el apelativo con el que le conocemos y que significa "espalda ancha" por su corpulencia. Durante su juventud llegó a ser bicampeón olímpico de lucha.
Pertenecía a una familia noble. Su padre, Aristón, se decía descendiente del rey Codro, el último rey de Atenas. Su madre Períctiona, descendía de la familia de Solón, el antiguo legislador griego. Era además hermana de Cármides y prima de Critias. Platón tuvo dos hermanos, Glaucón y Adimanto, y una hermana, Potone.
Tras el fallecimiento de su progenitor, su madre contrajo nupcias con Pirilampo, amigo de Pericles, que se hizo cargo de su educación, por lo que tuvo unas enseñanzas esmeradas en todos los ámbitos del conocimiento.
De joven, Platón tuvo ambiciones políticas pero se desilusionó con los gobernantes de Atenas. Es posible que se iniciara en la filosofía con las enseñanzas del heracliteano Cratilo. Cuando cuenta 20 años tiene lugar el encuentro con Sócrates que contaba entonces 63 años y se convertirá en su único maestro hasta su muerte.
Proclamado discípulo de Sócrates, aceptó su filosofía y su forma dialéctica de debate: la obtención de la verdad mediante preguntas. Parece ser que fue testigo de la muerte de su maestro. Temiendo por su vida, abandonó Atenas algún tiempo y viajó a Italia, Sicilia y Egipto.
En el año 387 Platón fundó en Atenas la Academia, institución a menudo considerada como la primera universidad europea. Se daban materias como astronomía, biología, matemáticas, teoría política y filosofía. Aristóteles fue su alumno más destacado.
Ante la posibilidad de conjugar la filosofía y la práctica política, viajó a Sicilia en el año 367 a.C. para ser tutor del nuevo gobernante de Siracusa Dionisio el Joven. El experimento fracasó. Platón regresó a Siracusa en el año 361 a.C., pero una vez más su participación en los acontecimientos sicilianos tuvo poco éxito.
Considerado como uno de los fundadores del pensamiento y la ciencia occidentales, su obra abarca todos los ámbitos, desde la política a la gimnasia, pasando por la cosmología o la geometría.
Es el primer pensador griego cuya obra se ha conservado íntegramente, y Aristóteles transmitió incluso fragmentos de su enseñanza oral en la Academia, al parecer discordante con sus escritos. Sus escritos adoptaban la forma de diálogos, exponiendo ideas filosóficas, se discutían y se criticaban en el contexto de una conversación o un debate en el que participaban dos o más personas. El primer grupo de escritos de Platón incluye 35 diálogos y 13 cartas.
Pasó los últimos años de su vida dando conferencias en la Academia y escribiendo. Murió próximo a los 80 años en Atenas en el año 348 o 347 a.C.

Reseña: Las aventuras de Tom Sawyer - Mark Twain


Caratula Las aventuras de Tom SawyerSinopsis:

La vida en Saint Petersburg, un pueblecito situado a orillas del Misisipi, al suroeste de Estados Unidos, es tan plácida que incluso puede resultar aburrida. Pero Tom Sawyer, un muchacho curioso y travieso, es capaz de sacar provecho a cualquier hecho cotidiano, como pintar una valla, o no tan cotidiano, como perseguir a un malvado asesino o ir en busca de un tesoro escondido en una cueva, acompañado de su inseparable amigo Huck.



Opinión:

Tom Sawyer es un niño como cualquier otro del sur de Estados Unidos del siglo XIX, que vive en un pueblo llamado Saint Petersburg a orillas del Misisipi , un chico con demasiada energía, un rebelde con gran corazón y mucha inocencia, que junto con sus amigos, en especial Huckleberry Finn, vive aventuras que los llevaran a enfrentar sus miedos en un tiempo y espacio en que la niñez le da al ser humano los días que rememorará el resto de su vida.

Mark Twain logra crear un personaje entrañable, un niño que representa al niño interior que lleva todo adulto y un personaje con quien se puede identificar cualquier niño lector, siempre soñando y creando fantasías, un corazón libre que odia los deberes del colegio pero muy inteligente, que con pequeños artificios logra siempre salirse con la suya, aunque tenga que hacer frente a las consecuencias.

El autor crea muy buenos personajes, todos interesantes desde la Tía Polly hasta el indio Joe, en un ambiente bucólico en que la vida transcurre lentamente pero que las aventuras están a flor de piel, un lugar perfecto para que el amor surja, un amor representado en Becky la chica nueva del pueblo de quien queda prendado Tom Sawyer, por lo que hará lo posible para llamar su atención.

Aunque si el lector cree que todo es belleza, encontrará a mediados de la novela una situación sórdida que llevará a Tom, Huck y Becky a tener que enfrentarse contra un enemigo que desde sus ojos de niños puede ser la oportunidad para ser famosos en un pueblo donde nunca pasa nada.

La historia creada por Mark Twain es sin lugar a dudas exquisita, tierna, memorable, un clásico imprescindible que puede leerse a cualquier edad, toda una pintura bucólica de remembranzas de la niñez, una aventura vertiginosa que hará que el lector novato o experimentado la disfrute.



 Calificación: 4.5/5 
                                                                      

Mark  Twain
Mark Twain

Mark Twain un aventurero incansable, encontró en su propia vida la inspiración para sus obras literarias. Creció en Hannibal, pequeño pueblo ribereño del Mississippi. A los doce años quedó huérfano de padre, abandonó los estudios y entró como aprendiz de tipógrafo en una editorial, a la vez que comenzó a escribir sus primeros artículos periodísticos; ya en 1851 publicaba notas en el periódico de su hermano. Posteriormente trabajó en imprentas de Keokuk, Iowa, Nueva York, Filadelfia y otras ciudades. Más adelante fue piloto de un barco de vapor, soldado de la Confederación, y minero en las minas de plata de Nevada.

En 1862 comenzó a trabajar como periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City (Nevada) y, al año siguiente, comenzó a firmar con el seudónimo Mark Twain, que en el Mississippi significa dos brazas de profundidad (el calado mínimo necesario para la buena navegación).

Sus visiones críticas contra el racismo, el esclavitud y otros temas sociales conflictivos truncaron su vocación de periodista.

A partir de 1864 empezó a frecuentar a otros escritores. En 1867 viajó a Europa y Tierra Santa. En 1870 se casó con Olivia Langdon.

Su talento literario se desplegó plenamente con Las aventuras de Huckleberry Finn (1882), obra ambientada también a orillas del Mississipi, aunque no tan autobiográfica como Tom Sawyer, y que es, sin duda, su obra maestra, e incluso una de las más destacadas de la literatura estadounidense, por la que ha sido considerado el Dickens norteamericano. Cabe destacar también Vida en el Mississippi (1883), obra que, más que una novela, es una espléndida evocación del Sur, no exenta de crítica, a raíz de su trabajo como piloto.

Fue reconocido mundialmente durante los últimos años de su vida, y recibió el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford (Inglaterra), en 1907. Murió el 21 de abril de 1910 en Nueva York.

Reseña: Veneno mortal - Dorothy L. Sayers


Veneno mortal - Dorothy L. SayersSinopsis:

Lord Peter Wimsey se enfrenta a un nuevo y fascinante caso. Esta vez no lo hará solo.
En este segundo título de la Biblioteca Dorothy L. Sayers asistimos a otra vuelta de tuerca en el fascinante mundo de la autora. La intriga, ambientada en el Londres de los años treinta, y protagonizada, como es habitual, por el detective lord Peter Wimsey, propiciará que este conozca a la que habrá de ser su futura esposa, Harriet Vane, una afamada escritora de novela policíaca especialista en venenos, y a quien la policía acusa precisamente de haber envenenado a su prometido.


Opinión:


Dorothy L. Sayers es junto con Agatha Christie, una de las mujeres más afamada de la literatura de misterio del siglo XX, su novela «Veneno mortal» expone un nuevo caso para el agudo detective aficionado lord Peter Wimsey, quien decide demostrar la inocencia de Harriet Vane, la mujer de quien ha quedado prendado, acusada de envenenar a su prometido. Peter Wimsey deberá sortear varios obstáculos en un caso en que las pruebas y evidencias parecen apuntar hacía un único culpable, Harriet Vane, pero su perspicaz mente ha encontrado algo que no encaja en todo el asunto.

Harriet Vane es una escritora de misterio con conocimientos profundos de venenos, por lo que al descubrirse que su prometido muere envenenado la culpa recae sobre ella, un caso que parece que ya tiene solución, sin embargo, Peter Wimsey se obceca en la idea de inocencia de la mujer, por lo que decide mover todas sus influencias que le otorga el ser descendiente de nobles para probar sus sospechas.

La historia se desenvuelve lentamente y se puede ver a un Peter Winsey como un hombre refinado, estudiado y un tanto insoportable, con un ego que parece escurrirse por sus poros; no es un detective muy a la usanza que use de manera obvia sus dotes deductivas sino más bien un millonario casi elitista que se ayuda mucho de su poder monetario para la resolución del caso, no es que eso sea malo, pues un detective usa lo que tiene a su mano para encontrar la verdad, sin embargo, no deja de molestar un poco que sea una especie de titiritero que mueve los hilos de sus empleados para que hagan la investigación, siempre al margen recolectando la información necesaria.

La novela trae el encanto de los años treinta, es divertida y entretenida, aunque tenga alguno que otro bajón no deja de ser interesante, la curiosa forma en que lord Peter Wimsey declara su amor a Harriet Vane es sin duda uno de los mejores alicientes de la novela, si bien es cierto los romances son lo que menos importa en una novela de misterio y detectivesca, también lo es que Dorothy sabe como usar el tópico para darle algo de interés a la historia, sobretodo que el creciente «amor» del protagonista por la señora Vane es el impulso que tiene para desvelar una verdad oculta bajo un caso que parece resuelto.

Hay personajes secundarios que dan más brío a la historia, y que también usan habilidades detectivescas un tanto interesantes, aunque falla en uno que otro deus ex machina que aunque no sea muy obvio si deja algún sinsabor. 

Dorothy L. Sayers logra crear una historia entretenida con un detective que puede antojarse insoportable, pero eso le da fuerza al personaje aunque pueda molestar; lo más interesante es la resolución del misterio, como lo lograría cualquier maestro del misterio, la verdad siempre estuvo allí solo que el lector descubre lo ciego que estuvo hasta el final, gran logro en este tipo de novelas. 

En general «Veneno mortal» es una historia entretenida con altibajos, pero que recompensa con un buen final y con toda una estructura del misterio que logra crear un buen crimen y una buena ejecución de este.

 Calificación: 3.5/5 

                                                                     
                                                                   

Dorothy L. SayersDorothy L. Sayers

Fue una traductora y escritora inglesa que nació el 13 de junio de 1893 en Oxford y que falleció en Witham el 17 de diciembre de 1957. Aunque es conocida sobre todo por sus obras policíacas, que tenían como protagonista al detective aficionado Lord Peter Wimsey, también escribió numerosas obras poéticas y de carácter religioso (especialmente obras de teatro); además de llevar a cabo una traducción muy personal de la Divina Comedia de Dante. Una de las primeras mujeres en graduarse de la Universidad de Oxford, tras un breve periodo pre-guerra como profesora en Francia fue redactora para varias editoriales y firmas publicitarias, creando conocidos eslóganes para marcas tan célebres como la cerveza Guinness o la mostaza Colman's. Tras varias aventuras amorosas fracasadas cuyo resultado había sido un hijo ilegítimo que nunca admitió como propio pero que mantuvo a nivel económico, se casó con el periodista escocés Oswald Arthur "Mac" Fleming. Fue amiga cercana de escritores tan conocidos de la época como C.S. Lewis o J.R.R. Tolkien. De intensa devoción anglicana, escribió numerosas cartas y ensayos de temática religiosa, pero fueron sus obras de teatro las que más reconocimiento obtuvieron, como El hombre que pudo reinar, creada específicamente para ser retransmitida por la BBC.

Reseña: Ready player one - Ernest Cline


Carátula ready player oneSinopsis:

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.


Opinión:


«Ready player one» es una de esas novelas que aparecen cada tanto para retratar un aspecto de la vida actual humana que es de alguna forma un misterio para la mayoría del público, esta vez para dibujar el mundo de los «gamers» en especial jugadores de videojuegos RPG, MMORPG y MOBA. Ernest Cline presenta a su protagonista Wade Watts, un joven del año 2044 que al igual que la mayoría de las personas vive conectado a un universo virtual llamado OASIS, que no solo es un videojuego al uso sino que también es un modo de vida que se ha convertido en la forma en que las personas conviven, un escape para la realidad cada vez más hostil; y es que el mundo real se ha convertido en algo del que la mayoría de personas no quiere saber, en el que la crisis energética ha ocasionado un caos y ha destruido la vida cotidiana del «mundo libre», la pobreza ha alcanzado cuotas elevadas y las personas sobreviven como bien pueden, mientras un grupo de privilegiados aún siguen disfrutando de los beneficios del dinero que dan las tecnologías de inmersión en los videojuegos, lo mismo de siempre, pero relatado de una manera magistral vista desde la visión del «gamer».

La forma en que Ernest Cline describe el mundo real y el universo de OASIS es simplemente perfecta, es capaz de construir  tanto una sociedad medio distópica y un perfecto videojuego que sirve como válvula de escape de la realidad, se nota que sabe de mundos virtuales y que es un fan de los RPG y sus derivados, dando el punto para que el jugador que lea el libro sepa identificarse.

La historia se complica cuando el creador de OASIS muere y deja un testamento en el que estipula ciertas reglas para quien encuentre el máximo huevo de pascua (Easter eeg) sea recompensado con la fortuna que ha hecho durante su vida, la cual es inmensa,  además de su creación máxima OASIS. Como es obvio el reto de encontrar el huevo de pascua llama la atención de todo el mundo, en especial de los jugadores más diestros, que se van a la aventura de viajar por todo OASIS en busca de las pistas que lleven a ganar el reto.

Por otro lado existe una megacorporación llamada IOI, que quiere encontrar el huevo de pascua para así apoderarse de OASIS y volver el mundo virtual libre en uno de acceso pago, impidiendo así que quienes no tengan los recursos puedan sumergirse en el único mundo donde pueden ser lo que quieran, lo que dará un enemigo al protagonista Wade Watts o como será reconocido en el juego «Parzival», quien junto a un grupo de amigos tratará de hacerse con el preciado huevo de pascua antes de que lo haga IOI.

La narración es ágil y fluida, sin llegar a agotar con la descripción del mundo y de aspectos técnicos, personajes bien definidos y un profundo conocimiento de los videojuegos. Es entonces que Ernest Cline se dirige a «geeks» y a frikis de toda laya capaces de reconocer una novela llena de «Easter egg», con grandes referencias a la cultura pop, sobre todo a la que respecta a los años 80, pero si el lector no es un «gamer» un «geek» o un friki al uso, pues también disfrutará la novela, y es que les hará rememorar su infancia con las referencias a sus personajes favoritos de televisión y de cine, de los videojuegos que disfrutaron en aquellas máquinas arcade que tan buena niñez hicieron, veran a «Mazinger Z», «Regreso al futuro», «Ultraman», «Spiderman», «Space invaders», «pacman», «Star Wars», en fin un sinnúmero de «Easter Egg» que harán que el lector viaje a su pasado más querido.

Ernest Cline no solo ha creado una novela para el público juvenil, sino que es una historia para rememorar la infancia de muchos adultos, para volver a esos sitios en que se disfrutaba con unos botones y una palanca frente a una pantalla, y las reuniones con amigos viendo películas que ahora son clásicos. «Ready player one» no deja desperdicio, solo resta que el público quiera jugar.

 Calificación: 4.3/5 

                                                                     
                                                                   

Biografía Ernest Cline
Ernest Cline

Autor y guionista americano, Ernest Cline desarrolló una notable carrera como poeta, siendo un participante habitual en competiciones de poesía slam, donde logró ser muy conocido por su pieza Dance Monkeys Dance, que el propio autor convirtió en un falso vídeo educativo que se convirtió en viral a través de YouTube.

Además, su interés por el mundo del cine dio como resultado su salto al mundo del guion con la película Fanboys. Actualmente se encuentra inmerso en el desarrollo de varios trabajos para la gran pantalla relacionados con sus novelas.

En 2010 Cline publicó su obra más conocida, Ready Player One, una novela de ciencia ficción relacionada con el mundo de los videojuegos y la cultura popular de los años 80 y 90 que resultó todo un éxito de ventas. En 2015 vio la luz su segundo título, Armada. La adaptación al cine de Ready Player One, que se espera para 2018,será dirigida por Steven Spielberg.