Joyland - Stephen King

No hay comentarios.
Sinopsis
Devin Jones es un estudiante de 21 años que consigue trabajo en el verano de 1973 en Joyland, un pequeño parque de atracciones de estilo antiguo, anterior a la llegada de los modernos parques temáticos. Una de las leyendas que corre entre los empleados es que en la Casa de los Horrores habita el fantasma de una chica asesinada allí años atrás. Mientras cumple sus obligaciones diarias, Devin va atando los cabos sueltos que lo llevarán a descubrir la identidad del asesino.

Opinión
El maestro del terror, Stephen King, nos trae un historia atípica a lo que nos tiene acostumbrados. Joyland es una novela corta de tintes policíacos muy diferente al terror característico de King, que nos sumerge en el mundillo de los parques de atracciones de los años 70. La historia gira alrededor Devin Jones, quien recuerda la época en que tenía 21 años cuando por ciertas circunstancias decidió trabajar en Joyland, un parque de diversiones pequeño que guarda un secreto entre las paredes de una de sus atracciones (la casa del terror).
La novela es corta pero logra mostrarnos un protagonista simpático que se roba el corazón del lector, tal vez sea por la inocencia y la bondad que lo caracteriza, que durante el desarrollo de la historia nos deja ver su alma bondadosa que atrae sin duda y nos lleva a ser atrapados por la nostalgia del relato. Joyland no es una novela ágil, más bien tiene un ritmo pausado haciendo que el lector se introduzca en la psiquis de sus personajes, sobre todo de Devin Jones, el joven a quien le han roto el corazón y que poco a poco va sanando sus heridas con la ayuda de su trabajo en el parque y de sus compañeros.

Joyland no es sólo una novela policíaca, también trae su ración paranormal distintiva del autor, y es que en ella veremos a un niño medium con una enfermedad que se le lleva la vida, y al fantasma que nos recuerda un asesinato que se resiste a ser olvidado. También es de rescatar que King utiliza la jerga de los parques de atracciones, lo que permite que la atmósfera de las ferias se cuele hasta el lector.
La resolución del misterio que envuelve el asesinato ocurrido en el parque es precipitada, y carece de profundidad y rigurosidad investigativa, además que faltó un poco más de suspenso y esfuerzo para ocultar al asesino quien es descubierto de una manera muy poco creíble.
Sin embargo y a pesar de sus contras, Joyland es una novela nostálgica y bonita, que hará que llegue fácilmente al lector y que nos hará recordar también nuestro pasado, sobretodo aquellos acontecimientos que han marcado nuestro ser y que se quedarán por siempre en el recuerdo, sucesos inamovibles que vuelven para decirnos que alguna vez estuvimos en un tiempo y espacio que nos hizo felices.
                                                          

No hay comentarios. :

Publicar un comentario