HISTORIAS DE LA CONQUISTA DEL NUEVO MUNDO

No hay comentarios.



Los textos “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España” de Bernal Díaz del Castillo y “La visión de los vencidos” de Muñoz Camargo; son evidencia escrita de un pasado donde reinó la guerra entre nativos y extranjeros por el poder del nuevo mundo y sus riquezas, aunque en gran medida desde el punto de vista del conquistador, soslayando la visión del indígena conquistado.
En “La visión de los vencidos” el autor pretende poner en evidencia como sucede el sangriento proceso de conquista, tratando de ser imparcial y mostrando los puntos de vista tanto del conquistador como del conquistado, sin embargo trata de dar importancia a las ideas de los nativos sobre los cambios drásticos que acaecieron cuando dos culturas tan diferentes chocan y convergen en un mismo lugar. La relevancia que tiene el indígena en el texto de Camargo es notada desde el principio del escrito, en donde se plasma de manera mítica los mensajes sobre catástrofes venideras, tales prodigios que por lo regular mostraba al fuego destructor y consumidor de todo lo que se encuentra, dan inicio al relato desde la perspectiva indígena que pronostica ya, un futuro oscuro desolador.
Es innegable que aunque al indígena se le muestre como ingenuo y pasivo ante los conquistadores, no menos cierto es que el texto pretende mostrarlos como personas cautas que más allá de su inocencia religiosa, y creer que estas gentes extrañas son una especie de dioses, son hombres valientes que aún sin armamento hicieron frente a los conquistadores que envenenados con las intrigas de los Tlaxcala los masacraron.
“No con espadas, no con escudos hicieron frente a los españoles.
No más con perfidia fueron muertos, no más como ciegos murieron, no más sin saberlo murieron.”
También el texto de Muñoz Camargo presenta la versión de los tlaxcaltecas como contraparte, más centrada en una visión que enaltece al conquistador, dado que muestra al indígena como un ignorante que confía ciegamente en sus deidades como defensores de cualquier siniestro que pudiese ocurrir, “ Mas aguardad que muy presto veréis el castigo sobre vosotros que hace nuestro dios Quetzalcohuatl”, deidad que por supuesto en modo alguno ayudó, y su pueblo se vio sumido en una orgia de espadas y sangre cortesía de sus conquistadores.



En cuanto al relato de Bernal Díaz del Castillo “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, la visión única del español es su eje central, todo lo allí plasmado es la descripción detallada de los acontecimientos entre las dos culturas pero desde la perspectiva de Bernal quien cuenta como ocurre la conquista de los pueblos nativos y cuáles son sus móviles. Al contrario de “La visión de los vencidos” en la que se muestra como los indígenas son advertidos por medio de prodigios, sobre la oscuridad que en un futuro vivirían, sobre su visión del mundo cuando chocan las dos civilizaciones y sobre sus motivos religiosos; el texto de Bernal se centra en los conquistadores y sus motivos, ya en el principio de la lectura del texto se evidencian los móviles para que los españoles actuaran agresivamente contra los nativos, “… y oíamos decir de las grandes riqueza de Moctezuma y su próspera ciudad…” esos eran sus motivos, el saqueo y la promesa de riquezas innumerables en los reinos del emperador indígena.
Gracias a que el relato es rico es descripciones sobre acontecimientos y movimientos de los dos bandos, nativo y español, se puede notar aspectos tales como que a los súbditos de Moctezuma se les muestra como intrigantes e instigadores, personas no muy respetables y poco recomendables, que aunque parecían excederse en atenciones para con los españoles, no eran más que salvajes ignorantes que sólo tenían un gran valor, éste eran sus riquezas representadas en cantidades extremas de oro que para el conquistador era más importante que cualquier acto de acuerdo diplomático o intercambio cultural, los españoles eran guerreros solamente con ansias de poder y riqueza, y es eso lo que más deja entrever Bernal en sus descripciones. En conclusión los dos texto hablan de un mismo tiempo y mismos sucesos, pero desde posicionamientos diferentes, y aunque la narración de Camargo es agradable de leer, mesclada con mitos de los nativos y realidades sangrientas, es la historia de Bernal la que más podría acercarse a lo que pudo ser la realidad, aunque sea desde un punto de vista netamente conquistador, ya que es en extremo descriptiva y no sólo de los ambientes sino de la siquis de un conquistador que vivió en carne propia los avances de imposición española sobre los indígenas, dejando entre ver las intenciones reales de ansias de poder que ciegan al conquistador y decanta en las masacre de nativos.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario