Dorian Gray, El Retrato del Hedonismo

1 comentario
Leer la novela decadentista de Oscar Wilde, "El Retrato de Dorian Gray", es transportarse a una época y lugar donde la figura del dandi representa el ideal del hombre culto, intelectual y de ropas finas, perteneciente en gran medida a la aristocracia, amante de las buenas formas, del buen comer y beber, del buen hablar y el trato de temas intelectuales; aunque el dandi también representa la frivolidad y el culto por la belleza, además del derroche de las pasiones.
Dorian Gray, personaje creado por Oscar Wilde es un reflejo del dandi, amante de la estética y la belleza, que idolatra la vida bohemia y licenciosa, existencia llevada por el desenfreno y las ansias de saciar los más profundos y bajos deseos. Gray en principio es un joven de aparente inocencia y belleza extrema, que se ve llevado por las circunstancias hasta el punto de la decadencia total, el joven no toma consciencia de su hermoso físico sino hasta que su amigo Basil alaba sus dotes naturales, siendo este evento el primer golpe que fracturaría por completo el bello ser que era Dorian y lo transformaría únicamente en un muchacho de exterior belleza y de interior inicuo. Quien se encargaría de convertir al Protagonista de la historia, fue el impecable Lord Henry, hombre de buenas maneras con ganas de comerse el mundo y llegar al paroxismo, éste dandi consumado atrae a Dorian con sus encantos y termina por ser una gran influencia en la vida del joven, que se convertiría por fin en un hombre licencioso, entregado al goce y a los vicios.
Es en este punto en que el hedonismo juega un papel importante, y es que Dorian es bendecido o maldecido, dependiendo de como se mire, con un sobrenatural retrato realizado por su amigo Basil, retrato con la cualidad de retener todos los males generados por los vicios a los que se entrega el joven, de igual forma envejece en lugar del Dorian original, dichas características fantásticas se convierten en una ventaja para el protagonista que satisface a gusto sus deseos y busca el placer a toda costa, sin sentir remordimiento o dolor alguno. Así es Dorian Gray, un personaje único con quien se identifican muchos, un ser capaz de cumplir a cabalidad con el papel del hedonista, amante de los placeres, de la belleza y de la vida bohemia, sin preocupaciones, lo que le da un gran poder que termina corrompiendo al dulce y amable ser que era Dorian, pero que es la envidia de todos quienes quieren en lo más profundo de su ser satisfacer sus pasiones.
 
                                                             
                                                           

1 comentario :